El sospechoso golpeó a otra persona en un restaurante causándole lesiones que lo dejaron en estado de coma

En Morelos, gracias a las influencias políticas y judiciales, un sobrino de Sandra Anaya Villegas, candidata de Morena a una diputación federal, logró evadir a la justicia.

Según información oficial, el pasado 24 de mayo se dio a conocer una orden de aprehensión en contra de José Antonio “N”, por el delito de homicidio en grado de tentativa cometido el 13 de mayo, sin embargo, para las autoridades todo parece indicar que algún funcionario del Tribunal Superior de Justicia de Morelos, le dio aviso a su abogado para evitar su detención.

La razón, es por los vínculos políticos que tiene su tía Sandra Anaya Villegas con el gobernador con licencia, Cuauhtémoc Blanco Bravo que le permite te acceso a información clasificada de índole judicial.

Es decir, la candidata morenista a una diputación federal por el Distrito 1 echó mano de su cercanía con los titulares del Poder Ejecutivo estatal y del Tribunal Superior de Justicia de Morelos (TSJM), Luis Jorge Gamboa Olea, para proteger a su familiar.

Dominio Público Noticias entrevistó a varios funcionarios judiciales, quienes detallaron que desde el Tribunal local se filtró la decisión de detener al presunto culpable, debido a la cercanía además con un familiar del Gobernador interino, Samuel Sotelo Salgado.

«Ante las evidencias, no había manera de que el juez a cargo no girara la citada instrucción para detener al presunto responsable”, dijo la fuente a este medio de información.

Con base en la denuncia iniciada el día de los hechos, José Antonio discutió con Diego Salvador «N» dentro de un restaurante con razón social Tía Licha “La Palapa”, propiedad de la ex Secretaria de Administración de Blanco y de su hermana Noemí, en donde a causa de los golpes recibidos resultó con traumatismo cerebral difuso que lo dejó en estado de coma.

El 16 de mayo, la médico legista clasificó los golpes como lesiones que tardan más de 30 días en sanar y con secuelas médico legales hasta su recuperación total.

Incluso, por el estado de salud de la víctima no fue posible obtener su declaración inmediata y fue hasta el 24 de mayo cuando estuvo en posibilidades de hablar sobre el caso con las autoridades correspondientes.

De ahí que el día 27 de mayo se libró la orden incluida en la carpeta penal JC/577/2024 contra el presunto imputado, luego de reclasificar el delito de lesiones calificadas a homicidio en grado de tentativa, con base en lo previsto en el Artículo 121 fracción III en relación con el Artículo 126, fracción II inciso B, del Código Penal Federal.

Cabe subrayar que Noemí Anaya Villegas, madre del agresor, está registrada ante el Instituto Nacional Electoral (INE) como suplente en la diputación federal por el Distrito 1 de su hermana Sandra.